A que juego ahora

fichas

No sé si casualidad o no, pero cuando estaban pensando el como enfocar esta entrada he visto que hace unas horas acaban de anunciar en el Festival de juegos de Córdoba el Juego del Año 2016 que se ha llevado el juego Pandemic Legacy.

He rebuscado por la red los finalistas y viendo los que había me parecía el más atractivo ante mis ojos. Digo esto porque realmente no he jugado a ninguno de ellos. Solo he jugado al Pandemic (el original) por comentar lo más que me he aproximado a jugar a uno de los finalistas. Ver este juego me ha producido envidia de todos los que lo han jugado y lo jugaran. Sobre todo cuando mi amigo y tendero habitual me lo ha recomendado varias veces. Y claro, tanto la idea como visualmente lo hace más que atractivo.

Yo confieso que no juego

Quizás ahora debería entonar un “yo confieso” en este momento. Hace mucho que no juego, no que no compre juegos. Más de uno se apila en alguna de las estanterías de mi casa o en mi trastero. Muchos de ellos todavía con el plástico que lo envuelve esperando a ser abierto. Es más, disfruto cuando presto alguno de ellos a los amigos y el juego puede cumplir su objetivo.

Es más, mis escarceos  lúdicos son poco frecuentes y además con limitaciones temporales. Vamos que tengo pocas oportunidades de jugar y cuando la tengo es para poco tiempo. Y es que mi ritmo de vida y las obligaciones implícitas (trabajo, hijos…)  no me dan  tiempo para más. Suena a excusa barata, ¿verdad? Pues con toda la razón, porque si podría hacer más por ello. La falta de motivación, el cansancio…pero tiempo siempre hay.

Colonos de Catan
Colonos de Catan

El remedio

Quizás debería hacer un análisis DAFO para encontrar remedio a esta situación. Pero creo que a ser más fácil que todo eso. Tan fácil como encajar los juegos a las rutinas de mi vida, como encajo otros elementos. Pero sin olvidar que son un entretenimiento, un elemento para distraer la mente de los males de la vida diaria. Claro está, que no todas las actividades lúdicas puede encajar. Quizás esté ahí la clave de toda está situación. Las interminables sesiones en un juego de rol, las eternas partidas a juegos de mesa o las batallas de wargames quizás no encajen ya en mi día a día. Quizás mi dieta lúdica deba estar ajustada a otro tipo de consumo. Verlo todo con la perspectiva de mi vida ahora analizar mis posesiones y enfrentarlo a mis gustos lúdicos. Deshacerme del juego que no aporta nada y reformar mi ludoteca para que todo encaje. Creo que ese es el camino para volver al juego.

 

Luis a.k.a. Taru

Aficionado a juegos de estrategia, mesa y rol y lo friki en general. Padre en prácticas.

Latest posts by Luis a.k.a. Taru (see all)

1 Comment

  1. Date, tiempo… En cuanto el peque crezca un poco más enseguida tendrás un compañero de juegos más que dispuesto y que te animará a jugar por compartir un hobbie con él. Yo tengo la desgracia que mis sobris no son muy de tablero pero tengo los videojuegos y cómics que compartir con ellos.

    Por ejemplo, nosotros ahora los juegos que más jugamos en el grupo son Las Vegas, Star Realms y Legendary en todas sus versiones… Porque son juegos más rápidos y que escalan bastante bien a un número variable de jugadores desde 2 a 5 (incluso algunos más). Por desgracia tengo juegos que creo que difícilmente volverán a ver la mesa, pero a menos que alguien conocido los esté buscando no creo que me deshaga de ellos a corto plazo. Cuando quieras te vienes a echar una partidita. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *